El antes, el después ... el entretanto

... Y bien... estábamos preparando el congreso argentino de psicoanálisis justo para este mayo de 2020. Preparativos organizacionales: trabajos, paneles, libros, talleres, etc. Su título: “Límites, transgresiones, transformaciones.” Tratamos de abrirnos a las nuevas ideas de este tiempo complejo y a la vez, ordenar la complejidad del panorama. El antes de este fenómeno inesperado era un momento realmente diverso, desafiante y conflictivo. Nos debatíamos entre conservar las ideas, los rituales, los modos de trabajar y pensar, siempre tratando de no idealizar lo anterior. No todo tiempo pasado fue mejor. Nos sostuvimos en los pilares de las técnicas y las teorías aprendidas de probada eficacia, pero dejándonos atravesar por los nuevos paradigmas provenientes de otras disciplinas, así como de los cambios culturales que estas proveían. Entre estas certezas intocables que nos acompañaron por siglos estuvo, y aún está, la ilusión de ser la culminación de una obra maestra. El homo sapiens soberano, amo absoluto de todo existente. Ya habíamos recibido dolorosas lecciones sobre nuestra frágil autoestima. Los siempre mencionados Copérnico, Darwin y Freud y otros menos mentados nos habían avisado que éramos bastante más pequeños y vulnerables de lo que nos creíamos. Y sin embargo seguíamos, y seguimos en la creencia orgullosa de vernos en la cúspide del desarrollo y desde allí manipular lo que en realidad no es posible, sin las graves consecuencias que luego se fueron manifestando. Pensábamos en un glorioso futuro donde todo podía ser manejable para el beneplácito y nunca satisfecho inflamado ego. Y de pronto... entre el antes, pasado... superado?... y un futuro proyectado a satisfacción de teorías... triunfales?... aparece un pequeñísimo elemento que desbarata y hace pensar bruscamente que tenemos que barajar y dar de nuevo, pero con un mazo de cartas mucho más amplio, y sin trampas ni maniobras que nos hagan creer que el mundo nos pertenece y podemos moverlo a nuestro placer.
Estábamos preparando el congreso argentino de psicoanálisis. Lo seguiremos haciendo. Será como lo veníamos planificando?
Cómo incluimos en este “entre”, el fenómeno pandémico que nos atraviesa?
Hacer consciente lo inconsciente, elaborar narcicismo, edipo, la alteridad y los basamentos identitarios de nuestro ser... y si lo hay... cual es nuestro lugar en este mundo...?

Psic. Horacio Hutmacher
Miembro Titular con Función Didáctica de la Asociación de Psicoanálisis de Rosario